jueves, 27 de enero de 2011

Como estrellar un Avión sin despegar

Este extraordinariamente nuevo Airbus 340-600, el más grande avión de pasajeros jamás construido, permanece en las afueras de su hangar en Toulouse, Francia, sin haber volado ni siquiera una hora.




Una tripulación árabe de Tecnologías Aéreas de Abu Dhabi (ADAT) vino a realizar unas pruebas en tierra, tales como el comportamiento de los motores, previas al envío del avión a Etihad Airways en Abu Dhabi.
La tripulación de ADAT llevó el A340-600 al área de pruebas.




La tripulación de ADAT llevó el A340-600 al área de pruebas.
La tripulación puso los cuatro motores al nivel de potencia máxima, (la requerida para el despegue), a un avión prácticamente vacío.
Seguramente por negligencia......... ni se habían leído los manuales de funcionamiento y no tenían ni la más remota idea de cuán liviano es el A340-600. 



Al pasar los minutos con los cuatro motores a máxima potencia y no efectuar el despegue, la señal de alarma de despegue empieza a sonar en la cabina, ya que las computadoras de la nave pensaban que ellos estaban tratando de despegar, sin haber configurado apropiadamente el avión  (alerones, etc






Entonces.............. a uno de la tripulación de ADAT, se le ocurrio una feliz idéa............. y decidió desconectar el fusible del circuito del Sensor de Aproximación a Tierra para silenciar la alarma. Esto engaña a la aeronave, haciéndola pensar  que ya está en el aire.







 
Indudablemente al pensar que está en el aire, las computadoras automáticamente soltaron los frenos del avión y este que estaba a máxima potencia salió hacia adelante como un cohete. La tripulación de ADAT no tenían ni puñetera idea de que este es un mecanismo de seguridad para evitar que los pilotos puedan aterrizar con los frenos puestos.




Ni uno sólo de los siete miembros de la tripulación árabe fue lo suficientemente inteligente para quitar la aceleración a los motores, de tal manera que el avión de 200 millones de €, completamente nuevo, se estrelló contra el muro de hormigón que hay en la pista de pruebas, destrozándose. 




Se ignora cuán graves fueron las lesiones de la tripulación debido al bloqueo informático en Francia y en todas partes.
Se creyó que difundir esta noticia sería insultante para los árabes musulmanes.





Finalmente, las fotos comenzaron a filtrarse.





El Airbus de 200 millones de € chocó contra un muro de contención, ¡y el muro ganó!






1 comentario:

Bernardo dijo...

Curiosamente hoy llegó a mi un correo con la noticia, y como comentario adicional decía:

Por eso es que Dios les dió Camellos!